En tu vida privada no todo va a marchar como lo tenías planeado. Ante una discusión procura evitar decir cosas que en realidad no querías y reacciona de forma pausada y meditada. Cuando esto te resulte difícil tienes que entender que no puedes maquinar ni controlar cada situación a la que te enfrentes. Quizás fuera de ayuda analizar la polémica desde el punto de vista de tu pareja o amigo.