Tomar decisiones apresuradas resulta contraproducente y tiene consecuencias imprevistas para el futuro. No tome ninguna decisión sin antes haberla pensado detenidamente. Su deseo de elogio y éxito puede frustrarlo, deje que sus colegas contribuyan al éxito y adopte una estrategia mucho más modesta.