Atraer la atención de los demás; parece que todos notan el encanto obvio e irresistible que posees y te señalan como alguien a quien pueden admirar fácilmente. Su enfoque diplomático de una situación lleva a otros a comprometerse y respetar su punto de vista que invita a la reflexión, lo que lo convierte en el socio valioso que aprecian tener en sus vidas.