Su actitud segura de sí mismo vale la pena y se le ve como un líder: pone en práctica sus ideas con éxito y muestra una actitud particularmente buena cuando se trata de satisfacer los deseos de los demás. Un enfoque tan franco a veces es demasiado, pero da nueva vida a las relaciones a medida que otros descubren nuevos aspectos de su personalidad.