Las cosas ya no pueden ir mucho mejor. Últimamente todo lo que haces termina siendo un éxito. Esto no solo te aporta placer sino que también te ayuda a ganarte la atención y admiración de tus compañeros. Únicamente asegúrate de no aceptar demasiadas responsabilidades; es mejor posponer un proyecto o incluso no llevarlo a cabo.