Hay mucha actividad en los frentes financieros, pero no necesariamente relacionada con sus ingresos. Una luna nueva influye en lo que posee, debe o comparte, como las cuentas bancarias conjuntas o las inversiones. Podría surgir una oportunidad para especular para acumular, o es posible obtener dinero de un reembolso, bonificación, liquidación o una herencia. Pero trate de tener todo por escrito porque un Mercurio retrógrado y un Eclipse Lunar de Luna Llena podrían crear confusión o malentendidos relacionados con el dinero.