Asegúrate de no herir a otros en tus momentos de mal humor o, lo que es peor, no convertiros en enemigos. Considéralo como algo más que una fase que estás atravesando. En este momento tanto tu pareja, como tus amigos y familia tienen que armarse de paciencia contigo. Ten en cuenta que tu también puede que un día te encuentres ante una situación similar al tratar con alguien irritante.