Últimamente lo único que quieres es ir a la vanguardia sin pensar, lo que puede llevarte a estrellarte contra un muro. A veces funciona, pero ten en mente que algunos muros son más duros que tu cabeza. Ten cuidado de la falsa impresión que estás dando a tus compañeros. A pesar de ser simplemente una fase terrible por la que estás pasando, procura mantener los pies en la tierra.