Es más fácil ser espontáneo y poco convencional de lo que cree. Con un poco de confianza en uno mismo crea una sorpresa, un evento ordinario se vuelve extraordinario; aporta un nuevo brillo a su relación. Si los nuevos encuentros individuales son fáciles, vale la pena reconsiderar los arreglos de vivienda con su pareja nueva o existente.