Actualmente tu cuerpo muestra signos de estrés. No deberías pasar por alto estos dolores, sino tomártelos muy en serio. Intenta recuperar tu ritmo normal y saludable aprovechando los recursos dobles que te ofrecen tu cuerpo y mente. La combinación de ambos debería ayudarte a recuperarte.