Te vas a dar cuenta de que las relaciones interpersonales no pueden planificarse porque las relaciones cambian constantemente. Si tu vida está pasando en estos momentos por turbulencias, céntrate en permanecer tranquilo. Así tratarás cualquier discusión acalorada con mayor sensación de tranquilidad.