Tu cuerpo necesita que le prestes atención ahora, y tus nervios también No todo lo que te entusiasma merece la pena que le prestes atención. Refuerza tus defensas siempre que lo necesites y asegúrate de que duermes mucho. Lo vas a necesitar durante un tiempo. Sin duda vas a disfrutar de la siguiente fase de relajación con mucha mayor intensidad que nunca.