En tu vida privada experimentarás situaciones críticas que son más fáciles de resolver de lo que inicialmente parecen. En vez de buscar siempre los defectos de tu pareja o amigos, recapacita sobre tu punto de vista. Intenta clasificar los conflictos interpersonales como oportunidades, porque siempre que sea posible las cosas irán a mejor.