Dominas de manera competente tus responsabilidades y aportas racionalidad y creatividad a la mesa. Obviamente, esto lo notan sus colegas y lo convierte en un miembro muy querido del equipo. Debe utilizar este impulso para hacer avanzar los proyectos que son importantes para usted. Es fácil despertar el entusiasmo por sus ideas de sus colegas y superiores, ¡así que adelante!