Las cosas van mejor que nunca en el trabajo. El día a día del negocio no te da ningún problema sino que además te aporta ofrece tareas nuevas y te mayor magnitud que manejas con facilidad. Tiene fuerza y valor, dos cualidades muy importantes. Concéntrate sólo en los aspectos más importantes de tu trabajo, y no te quedes bloqueado en los detalles.