Sientes gran necesidad de practicar ejercicio, lo que te empuja a la acción. Incluso aunque estés relativamente en forma, no debería haber motivo que te relajes y niegues a tu cuerpo el movimiento que te está reclamando. Asimismo te darás cuenta de la rapidez con la que tu vitalidad afecta a todo lo que te rodea. Aumenta la fuerza y la energía que tienes ahora, porque en el futuro podrías pasar por un periodo de estrés y el estar en buena forma te resultará muy útil.
En vez de dejar a un lado la actividad física para otro día, planifica los ejercicios que te ayudarán a adquirir el físico atlético que estás buscando. Tienes la sensación de poderte comer el mundo. Pon a trabajar tu energía aparentemente inagotable a través de un programa regular de ejercicio. Hincha las ruedas de esa bicicleta y vete a pasear por el parque; te darás cuenta enseguida de lo bien que te hace sentir.
Estás en forma y te encuentras bien; además parece que necesitas urgentemente practicar una actividad física. Piensa de qué forma podrías adaptar esta necesidad a tu sociabilidad; una posibilidad sería dar clases de baile. Si nunca has bailado, este es el momento perfecto. Acepta esta oportunidad de aprender.
Hoy resulta divertido estar contigo, puesto que se te percibe WELL-ADJUSTED y lleno de vida. Tienes la capacidad de manejar grandes cantidades de trabajo; sin embargo, y para asegurarte de que no te sobrecargas y de que no te quedas sin energía, organiza tu tiempo con detenimiento. Si te esfuerzas un poco más en planearte de forma más efectiva, minimizarás el estrés y podrás lograr que tu salud sea buena durante un largo periodo de tiempo.
En tu estado actual no te deberían sorprender ni los dolores de cabeza ni el cansancio. El estrés de días recientes te ha dejado huella. Deberías fortalecer inmediatamente tu sistema inmunitario y practicar algo de ejercicio. Duerme bien e intenta comer lo más sano que puedas.
En estos momentos rebosas energía. Tu vitalidad es fácil de detectar, y es que se ve que estás en plena forma. Físicamente te sientes bien en general, algo que sólo mejorará si poco a poco practicas alguna actividad física. Tu ritmo diario ha alcanzado cierto equilibrio; te encuentras en forma y bien descansado. Ahora es el mejor momento para prepararte para cuando lleguen momentos de estrés.
No seas tan duro contigo mismo si no te encuentras en plena forma. Tu salud corre cierto peligro y deberías hacer todo lo que esté en tus manos para no exagerar. Tu cuerpo ha alcanzado claramente su capacidad, algo de lo que deberías darte cuenta. Piensa acerca de tu estilo de vida y cómo podrías mejorarlo.
Dale a tu cuerpo un tiempo de reposo y sal del trabajo unos minutos antes. Definitivamente el estrés que has padecido durante los últimos días ha hecho mella en ti. A partir de ahora deberías incluir todo lo importante para tu salud y bienestar al principio de tu programa diario. Es el momento de recargar las pilas como Dios manda.
Cuida tu salud y evita exigirte demasiado. A veces las circunstancias hacen que las dificultades sean mayores de lo esperado, motivo por el cual tienes que ahorrar energía y distribuirla. Da un paso hacia atrás y no te estreses en exceso. Ser demasiado ambicioso no te ayudará a lograr tus objetivos.
Te sientes sano, descansado y en plena forma. Utiliza estos niveles de energía más altos de lo normal en tu propio beneficio y para practicar deporte; verás cuánto mejora tu estado físico. Te encuentras en el momento perfecto y tienes la actitud perfecta para dejar a un lado malos hábitos y dedicarte a mejorar tu salud.
Tómate el tiempo necesario para respirar y deshacerte de cargas innecesarias. Más tarde te darás cuenta de cómo tu vida diaria y tu trabajo hacen que te agotes y tengas menos energía. Preocúpate por dedicar el mismo tiempo a practicar ejercicio y a relajarte, así como a tomar productos ricos en vitaminas. Necesitarás todos estos elementos si pretendes llevar a cabo tus tareas diarias.
Tus destrezas atléticas son ahora mejores imposible. No dejes que el tiempo pase sin hacer nada; haz uso de esa fuerza que tienes dentro. Lo que deberías aprender a apreciar es que el ejercicio y la forma física no requieren de gran esfuerzo por tu parte; ambos te ayudan a aumentar tu bienestar. Dedica algún día al bienestar y preocúpate por tu cuerpo.